sábado, 9 de julio de 2011

LA FAMILIA Y LA PARROQUIA. GRADO 7º

LA FAMILIA Y LA COMUNIDAD PARROQUIAL

En esta tarea de “acompañar la vida de la familia”, la parroquia, por su cercanía a la familia,
tiene un protagonismo singular. El Directorio afirma que la parroquia desempeña un papel
espe- cífico en la pastoral familiar, por ser el lugar más cercano a las familias concretas, que
puede conocer más directamente sus necesidades y por ello prestar una atención mucho
más directa y eficaz. Es el lugar propio de la celebración de los sacramentos y de los
acontecimientos familiares en los que se hace presente de modo peculiar la Iglesia en la
familia.
Cada uno de nosotros nace y crece en el seno de una familia. Se vive en familia, pero para
el desarrollo de su vida cristiana la familia necesita abrirse a la comunión de la Iglesia en la
parroquia, donde vivimos y compartimos la fe con otras familias. La parroquia debe
convertirse en un verdadero hogar donde las familias se sientan acogidas, ayudadas y
acompañadas. Por eso, vivir en parroquia debe ser vivir en familia.

2. LA MISIÓN DE LA FAMILIA

Benedicto XVI reafirmó que la familia, fundada en el matrimonio, esto es, la unión
indisoluble entre el hombre y la mujer, es una institución insustituible según los planes de
Dios, y cuyo valor fundamental la Iglesia no puede dejar de anunciar y promover, para que
sea vivido siempre con sentido de responsabilidad y alegría. La familia es un bien necesario
para los pueblos, un fundamento indispensable para la sociedad y un gran tesoro de los
esposos.
La familia es también el ámbito privilegiado donde cada persona aprende a dar y recibir
amor y es educado en la fe. El lenguaje de la fe se aprende en los hogares donde esta fe
crece y se fortalece a través de la oración y de la práctica cristiana.

La Familia (algunos documentos)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada